Bótox

BÓTOX.

 

El bótox ha revolucionado el mundo de la estética. Sirve para tratar las arrugas de expresión (mímicas), debidas al movimiento de los músculos en determinadas áreas.

 

Consiste en unas pequeñas inyecciones para relajar/paralizar esos músculos y que así no produzcan esas arrugas. Las zonas principales son el entrecejo, la frente y las patas de gallo, pero también se utiliza para arrugas en el mentón, bandas platismales del cuello, o para hiperhidrosis (sudoración excesiva en manos y axilas).

 

Para su aplicación, no es necesario anestésico. Su efecto comienza aproximadamente a los tres días, y va en aumento hasta los 10-14 días. La toxina botulínica tiene muy pocas contraindicaciones:

 

●Embarazo.

 

●Lactancia.

 

●Enfermedades musculares como miastenia gravis o esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

 

En los días previos no se deben tomar aspirinas o antiinflamatorios (por su efecto anticoagulante) y posteriormente al tratamiento no se debe frotar o masajear la zona en las siguientes cuatro horas, ni acostarse apoyando la cara para evitar la migración de la tóxina a lugares indebidos.

 

Su efecto dura aproximadamente unos cuatro meses, en algunas personas hasta seis meses, momento en el que se puede volver a repetir el tratamiento.

Al permanecer el músculo relajado durante sucesivos tratamientos, las arrugas cada vez son menores.

 

Teléfono: 941 20 59 33

Gran Vía, 61-63, 1º G - 26005 LOGROÑO (La Rioja) Registro Sanitario: 0988160021048