Hiperhidrosis

EXPERIENCIA

EN LA QUE CREER

HIPERHIDROSIS.

 

La transpiración o sudoración es una función de la piel para mantener constante nuestra temperatura corporal. Sudar, por tanto, es un proceso fisiológico que afecta a todo ser humano en mayor o menor medida.

 

Transpirar es una función de la piel que supone la liberación de líquidos ricos en sales, por parte de las glándulas sudoríparas. Esta función sirve, fundamentalmente, para favorecer la termorregulación, es decir, para mantener constante la temperatura corporal a 37 º C.

 

Cuando el cuerpo necesita liberar calor se produce la transpiración y el refrescamiento de la piel por evaporación. Por este motivo sudamos cuando tenemos calor, durante el ejercicio físico o en situaciones de tensión, en la que la descarga nerviosa aumenta nuestra temperatura corporal. La sudoración o transpiración, bien sea causada por ejercicio físico, ambientes calientes, situaciones de nerviosismo, etc. es algo que no nos debe preocupar. No obstante, cuando la segregación de sudor se hace de forma excesiva, representa un problema incómodo.

 

El exceso de sudoración o hiperhidrosis puede ser un verdadero problema para quien lo sufre, por sus implicaciones sociales y estéticas.

 

Para el exceso de sudor en la zona axilar el tratamiento de elección es la Toxina Botulínica. El tratamiento consiste en la aplicación de unas pequeñas inyecciones que van a bloquear las terminaciones nerviosas que estimulan las glándulas sudoríparas, anulando la producción de sudor.

 

Los resultados duran de cuatro a ocho meses y por tanto suele hacerse dos veces al año o sólo una vez, generalmente en la época más calurosa, que es cuando estos problemas se agudizan.

Teléfono: 941 20 59 33

Gran Vía, 61-63, 1º G - 26005 LOGROÑO (La Rioja) Registro Sanitario: 0988160021048