Intolerancia Alimentaria

TEST DE INTOLERANCIA ALIMENTARIA.

 

La intolerancia a los alimentos (también conocida como sensibilidad alimentaria) puede ser la consecuencia de una reacción adversa del organismo a determinados alimentos. En ocasiones los alimentos que nos provocan el problema son aquellos que comemos más regularmente incluso los que más nos apetecen y tenemos más ansiedad por comer.

 

Los síntomas de la intolerancia a los alimentos pueden deberse a varios factores: una deficiencia enzimática, por ejemplo en la intolerancia a la lactosa; la sensibilidad a determinados compuestos químicos, por ejemplo las aminas del chocolate y del vino tinto pueden provocar migrañas; o una respuesta inmunitaria humoral de tipo IgG conforme se observe en los resultados del análisis.

 

Entre los diferentes síntomas que puede provocar una intolerancia alimentaria, se encuentran:

 

• Trastornos gastro-intestinales (50%): Dolores abdominales, estreñimiento, diarrea, hinchazón, síndrome del colon irritable. Es la patología que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria. Puede cursar desde abdominales, diarrea o vómitos, a estreñimiento, por lo que puede ser aconsejable realizar el test bioquímico de IgG frente a alimentos ante una patología digestiva poco definida etiológicamente.

 

• Procesos dermatológicos (16%): Acné, eczema, psoriasis, urticaria, picor.

 

• Molestias Neurológicas(10%): Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.

 

• Molestias respiratorias(10%): Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos puede haber solapamiento con un proceso alérgico.

 

• Trastornos psicológicos (11%): Ansiedad, letargia, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (principalmente en niños).

 

• Otros: Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.

 

Debemos diferenciar dos conceptos distintos y por lo tanto dos manifestaciones clínicas distintas:

 

• Alergia a los Alimentos. En este caso, un alergeno - en general una proteína específica del alimento - es capaz de desencadenar una reacción alérgica, cuyas manifestaciones clínicas pueden ser: edemas, diarrea, urticaria, eczema, asma, con un cuadro clínico clásico de alergia. La alergia es un proceso inmunológico complejo mediado por IgE (inmunoglobulinas E). Su detección en el laboratorio se realiza determinando los niveles en el suero de IgE específicas de los alimentos, que se sospecha puedan producir la alergia. En el caso de alergia, hay una reacción causa-efecto muy rápida, de forma que la reacción alérgica se manifiesta a las pocas horas de haber ingerido el alimento desencadenante, y las manifestaciones suelen ser clínicamente evidentes.

 

• Intolerancia Alimentaria. Son procesos, menos fáciles de detectar, sin una causa-efecto rápida, como es el caso de la alergia, y cuyas manifestaciones patológicas suelen ser menos claras, más insidiosas y a veces difíciles de relacionar con el alimento, precisamente por ser patologías moderadas y de tipo crónico. Cuando se trata de una Intolerancia Alimentaria, la persona puede presentar una “sensibilidad” -no una alergia- frente a determinados alimentos.

 

Resumen: Las alergias alimentarias, reacciones alérgicas clásicas, mediadas por IgE, se conocen desde hace mucho tiempo, sin embargo las llamadas intolerancias alimentarias (mediadas por IgG), que en sentido estricto se tendrían que llamar también alergias alimentarias, son menos conocidas y al ser sus manifestaciones más tardías y menos evidentes que las alergias IgE mediadas, no se diagnostican o se confunden con otras patologías, o simplemente no se tienen en cuenta, se convive con ellas y con todas sus consecuencias patológicas.

 

 

El test mide la reacción a 59 alimentos de manera inmediata. Sólo se necesita una gota de sangre extraída por punción en la yema del dedo.

Teléfono: 941 20 59 33

Gran Vía, 61-63, 1º G - 26005 LOGROÑO (La Rioja) Registro Sanitario: 0988160021048