Electrolipólisis

La Electrolipólisis es una técnica generalmente utilizada en combinación con la mesoterapia y consiste en la aplicación de una microcorriente. Este método ofrece excelentes resultados en la eliminación de la celulitis discreta – cartucheras, muslos, caderas y abdomen, con lo que conseguiremos una reducción significativa del volumen corporal.

Cómo funciona la electrolipólisis

La corriente aplicada al cuerpo se denomina microcorriente, o corriente variable de baja frecuencia e intensidad y duración mínima del pulso que se mide en nanosegundos. La electrolipólisis es un método que, dependiendo del electrodo de aplicación, puede integrarse en el campo de la cirugía estética o de la estética convencional. La electrolipólisis también se llama celuloliposis.

La electrolipólisis y la medicina estética

La electrolipólisis en medicina estética consiste en la aplicación de agujas muy finas, similares a las utilizadas en acupuntura, que se insertan en el tejido graso. Estas agujas son cruzadas por una corriente de baja intensidad y baja frecuencia que genera contracciones en las fibrillas del tejido conectivo subcutáneo. Estas contracciones hacen que las células grasas o células grasas sean más permeables y eliminan la grasa que contienen. Posteriormente, esta grasa se eliminará de la orina, por lo que es muy importante que el paciente ingiera agua durante el tratamiento para ayudar a eliminar estos depósitos de grasa. La electrolipólisis aumenta en gran medida la actividad y renovación celular, mejora la circulación local y promueve la producción de ciertas hormonas relacionadas con la eliminación de toxinas y residuos. Con este tratamiento también se tonifican y nutren los tejidos, mejorando su elasticidad y consistencia. Este sistema debe ser realizado por un médico estético.

Cómo hacer electrolipólisis con estética convencional

La electrolipólisis en la estética convencional sustituye al electrodo a través del cual se aplica la corriente. En este caso, en lugar de utilizar agujas como en la medicina estética, se utilizan placas superpuestas que transmiten la misma corriente pero de forma superficial. El resultado es también muy efectivo. La electrolipólisis estética permite un aumento localizado de la temperatura, lo que resulta en una estimulación metabólica y electrolítica. Como resultado, hay un cambio en la polaridad de las células, lo que lleva al consumo de energía y a la hidrólisis de las grasas.

En la electrolipólisis estética, a diferencia de la liposucción, los residuos grasos generados no son eliminados, sino que se depositan en la zona tratada. Por lo tanto, es esencial que el tratamiento se complete con métodos de drenaje que dirijan estos residuos a los filtros orgánicos del cuerpo. Otras técnicas complementarias a la electrolipólisis estética serían la presoterapia, la endermología o los masajes drenantes.

Precio y número de sesiones

La técnica en sí es muy sencilla y no requiere ningún esquema de aplicación preventiva. Los electrodos de aplicación de corriente se aplican en la zona a tratar, creando un campo magnético en el que hay una placa activa y otra pasiva. Cuanto mayor es el número de platos, mayor es el efecto obtenido y, por tanto, mayor es la combustión de grasas. Es importante que las placas no se toquen entre sí. La intensidad de la corriente depende de la sensibilidad del paciente. El tratamiento casi siempre comienza con una intensidad baja a media para aumentarlo a medida que avanzan las sesiones, de manera que el cuerpo se acostumbra a ello. Cada sesión dura de 45 a 60 minutos. Por ejemplo, en el caso de la electrolipólisis estética, el médico generalmente utiliza cuatro pares de agujas de 10 a 12 cm implantadas en la hipodermis a una profundidad de 1 a 5 cm para el área del cartucho. En este caso, el procedimiento se realiza en consulta médica después del análisis de la zona a tratar. La técnica no es dolorosa y por lo tanto no requiere anestesia local. El precio dependerá de la cantidad de sesiones que se realicen.

Cuánto tarda en hacer efecto

En promedio, se requieren de 6 a 10 sesiones una vez por semana. El resultado se observa a partir de la cuarta sesión. Se requieren hábitos alimenticios saludables y deporte al menos dos veces por semana durante y al final del tratamiento. Los resultados dependen en gran medida de la edad de la celulitis y de la calidad de los tejidos. En términos de volumen, la media es una pérdida de 2-5 cm alrededor de las caderas y de 3-4 cm en los muslos. Esto es importante porque el paciente que se somete a la electrolipólisis no aumenta de peso después de terminarla, sino que logra equilibrar el cuerpo en su conjunto.

Ventajas de la electrolipólisis

  • Destrucción de grasas localizadas. (Efecto quemador de grasa).
  • Tonificación de las estructuras cutáneas. (Efecto electromecánico).
  • Corrección del volumen corporal. (Efecto Joule).
  • Mejora de los procesos circulatorios y eliminación de toxinas.

Contraindicaciones

La electrolipólisis no está indicada para adolescentes, mujeres embarazadas o personas con sobrepeso. Esta técnica no debe utilizarse en pacientes con epilepsia, marcapasos o enfermedades cardíacas. También debe evitarse en caso de flebitis, trombosis o embolia y en las zonas inflamadas o quemadas de la piel.

Quizás también te pueda interesar:

Cerrar menú