Tratamiento del bruxismo en Logroño

El bruxismo es una contracción de la mandíbula de forma inconsciente, haciendo rechinar los dientes y produciendo rozamiento e incluso desgaste de los mismos. Esto produce dolor, sonidos articulares, inflamación y dolor en la articulación con fatiga y rigidez muscular, dolores de cabeza, dientes desgastados y disfunción témporo-mandibular.

Las causas que lo pueden provocar son varias, entre ellas está el bruxismo, el estrés o el consumo excesivo de chicles.

El término «ATM» generalmente se refiere a la Articulación Temporomandibular, que conecta la mandíbula con el cráneo. Problemas en la ATM, como la Disfunción Temporomandibular (DTM), pueden causar síntomas como dolor en la mandíbula, dificultad para abrir la boca y chasquidos al moverla.

En casos de hipertrofia de maseteros, se pueden considerar procedimientoscomo la toxina botulínica para reducir la actividad muscular y aliviar la tensión. El enfoque integral busca no solo controlar los síntomas, sino también abordar las causas subyacentes para lograr una gestión efectiva y mejorar la calidad de vida del paciente.

El músculo masetero está a ambos lados de la mandíbula y como su nombre indica, su función es la de masticar los alimentos. Cuando su masa muscular aumenta se conoce como hipertrofia de maseteros.

Desde hace años para el tratamiento de este problema, disponemos en Logroño de la toxina botulínica o neuromoduladores.

Tratamiento con Toxina Botulínica en Logroño

En estética facial, la Toxina Botulínica se utiliza para paralizar-relajar determinados músculos consiguiendo hacer desaparecer arrugas de la mímica facial, como arrugas glabelares, frontales o las conocidas como «patas de gallo» a los lados de los ojos.

En el caso que nos ocupa, la toxina botulínica se inyecta en determinados puntos de los músculos maseteros para debilitarlos en su contracción con lo que conseguimos una mejora contundente en toda la clínica del bruxismo.

El tratamiento se realiza en la propia consulta de Logroño, se utiliza una aguja muy fina y el dolor es prácticamente inexistente.

Se puede realizar en cualquier época del año y no necesita anestesia ni requiere ningún tipo de cuidado.

Efecto progresivo

A los 3-5 días se notará el cambio en el tono muscular y entre la 1ª y
2ª semana el cambio será totalmente evidente. e incluso se verá una disminución del volumen de los maseteros.

El efecto dura entre 4-5 meses y en ese momento habrá que repetir el tratamiento.

El tratamiento con Tóxina Botulínica de los maseteros no excluye del uso de una posible férula de descarga en un momento dado.

Uso de la Toxina Botulínica

  • Disminuye el dolor muscular y la tensión en la zona.
  • Reduce el tamaño de los maseteros.
  • Afila la mandíbula.
  • Evita el desgaste de los dientes. 
  • La satisfacción del paciente con el tratamiento del bruxismo hipertrofia de maseteros es muy alta, lo que favorece su adhesión al tratamiento.

Ponte en contacto con nosotros